La educación como proyecto comunitario

Actualizado: jul 5

CHARLIE DELGADO ALTIERI

PRE CANDIDATO PPD A LA GOBERNACIÓN

_______________________

La transformación más importante y fundamental de un país tiene que surgir del fortalecimiento de su sistema de educación pública. Tiene que ser concebida como un proyecto de país, en el que todos seamos partícipes y responsables. Además, deber ser un mecanismo de movilidad social y económica, especialmente para los sectores más desventajados. La educación pública nunca debe verse como un negocio privado, donde impere la falta de transparencia, carezca la democracia, y que la riqueza sea para unos pocos. La educación debe ser la herramienta más accesible de todo el País.


Es por esto que mi propuesta educativa plantea convertir la escuela pública en un eje comunitario y democrático donde las niñas y niños encuentren un entorno que les agrade. Un segundo hogar donde se sientan protegidos, alimentados y que le permita acceder a las herramientas para salir de los niveles de pobreza. Es decir, la escuela, por sí misma, será un proyecto comunitario. Para ello, es necesario tener la capacidad administrativa para restructurar el presupuesto y que los fondos necesarios para la administración de los planteles lleguen directamente y beneficien a los 294,535 estudiantes, 28 mil maestros y las 836 escuelas. La inversión en servicios tiene que ser única y exclusivamente para atender las necesidades de los estudiantes, mejorar las condiciones laborales de los maestros y fortalecer y mejorar la escuela pública. Aunque cada vez son menos los estudiantes matriculados en nuestras escuelas del País, el presupuesto designado para el Departamento de Educación no da. Claramente esto es un problema de mala administración y lo vamos a cambiar.

Para ello, tenemos que ampliar los programas de horario extendido escolar para ofrecer tutorías y actividades curriculares, atajando la deserción escolar y los problemas de delincuencia que surgen de la falta de supervisión de los jóvenes en los horarios de 3 a 6 de la tarde. Además, integrar adiestramientos y programas de estudios para beneficio de toda la comunidad. Es vital crear el ambiente educativo efectivo en la comunidad para que jóvenes y adultos se sientan convocados a prepararse, bien sea para contribuir al mejoramiento de su comunidad o prepararse para insertarse a la fuerza trabajadora del País.


Esta transformación educativa necesitará una legislación que establezca claramente los principios necesarios de política pública para la descentralización de competencias hacia los municipios, con el correspondiente presupuesto de forma ordenada y efectiva. Con esto, llevaremos a las escuelas los servicios que los alcaldes proveen más ágilmente como el mantenimiento de escuelas, la trasportación escolar, la seguridad, los servicios de tutorías, clases de arte y de deportes. Por eso es importante que las comunidades sean eje de este esfuerzo, ya que esto redundará en comunidades más educadas, pueblos más resilientes y enfocados a solucionar sus necesidades particulares.


Existe un elemento en esta propuesta que no debemos pasar por alto, la corrupción. Para esto se establecerá un sistema de total transparencia donde las transacciones del Departamento sean de dominio público, y no permita la corrupción ni el aprovechamiento económico de algunos sectores de la población.


Para darle continuidad a esta inversión en nuestro recurso humano, debemos asegurar la estabilidad fiscal y económica de la Universidad de Puerto Rico (UPR). Es necesario devolverle los recursos y fondos que le han quitado a la institución en los pasados cuatro años. Para esto, mi propuesta es asignar anualmente un presupuesto en función del Producto Nacional Bruto (PNB) a la UPR, que comenzará con una asignación de 1.05% del PNB para próximo año fiscal 2021-2022 hasta alcanzar el 1.38% en cuatro años.


Soy producto del sistema público de enseñanza, sistema que me preparó como ciudadano y funcionario público. Soy y seré siempre un defensor de la escuela y la universidad pública. Mi aspiración es que de la misma forma en que funcionó conmigo, les sirva a los nuevos líderes emergentes de nuestro sistema público de enseñanza.

0 vistas