Mujeres
 

Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas

Las desigualdades de género están directamente relacionadas con la pobreza de las mujeres y con su acceso desigual al poder y los recursos. Aunque se han producido avances a nivel mundial con relación a la igualdad entre los géneros las mujeres y las niñas siguen sufriendo la discriminación y la violencia en todos los lugares del mundo.

 

La igualdad entre los géneros no es solo un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible. Debemos promover igualdad a las mujeres y niñas en el acceso a la educación, a la atención médica, a un trabajo decente, y una participación efectiva en las decisiones políticas y económicas del País. Solo así lograremos impulsar una economía sostenible para Puerto Rico.

La pobreza de las mujeres nace de la desigualdad y luchar contra ella es lo que nos hará estar en la senda del desarrollo sostenible e inclusivo. Es necesario desarrollar políticas y medidas apropiadas para prevenir y erradicar la desigualdad de género, y consecuentemente las causas y las formas de pobreza que afectan de manera específica a las mujeres, ya que la pobreza incide de manera diferente en hombres y en mujeres.

El hecho de ser mujer, influye significativamente entre los elementos que pueden incidir en la situación de pobreza o de exclusión de las personas, sumándole a esto, en muchas ocasiones, factores de discrimen como lo son su origen étnico, su condición social, su identidad de género, condición de discapacidad y la edad entre otras. Atrapadas en el círculo de la pobreza, las mujeres carecen en muchos casos de acceso a recursos y servicios que impiden que puedan superar su situación.

La más grave manifestación de la desigualdad y la más cruel es la violencia de género. Y es importante entender que la salida del ciclo de la violencia es imposible cuando las mujeres no tienen independencia económica. Además de que muchas se empobrecen precisamente por ser víctimas de dicha violencia. ​La situación de violencia que viven las mujeres del país es inaceptable, es necesaria una declaración de estado de emergencia que tanto tiempo llevan reclamando a oídos sordos de este gobierno.